mardi 26 février 2013

Deberíamos subir el salario mínimo ya...


No business which depends for existence on paying less than living wages to its workers has any right to continue in this country.
Franklin D. Roosevelt

En su debate sobre el “estado de la Union”, el Presidente de Estados Unidos de America (EE UU) propuso modificar la ley federal de salario mínimo. Cada vez, que se airean propuestas dirigidas a otorgar beneficios a los trabajadores, así como aumentar los salarios las voces del “libre mercado”, la inflación y el desempleo multiplican su intensidad. Sin embargo, es poca la información técnica que se expone en estos casos para poder efectuar una opinión informada.

La configuración de nuestro estado de bienestar tiene que replantearse sobre la base del trabajo. Es decir, toda persona que trabaje debe poder asegurarse un nivel de vida adecuado. ¿Qué es un nivel de vida adecuado? Un nivel de vida adecuado tiene que incluir una vivienda digna, bien sea de propiedad o alquiler. Las erradas políticas gubernamentales de vivienda han promovido la compra por contra del alquiler, ocasionando que la oferta de vivienda en alquiler sea minúscula. A menor oferta, mayor el precio; y los trabajadores pobres que no pueden acceder a una hipoteca a 30 años, por no tener un contrato fijo de empleo, bajos ingresos y no tener un patrimonio o colaterales que avalen la transacción pagan el precio a través de viviendas precarias y alquileres desorbitados.

Definitivamente, también tiene que incluir acceso a un seguro de salud; muchos patronos no ofrecen seguro médico, por lo que los trabajadores mas pobres, solo van al médico cuando se enferman, compran los alimentos mas económicos, que usualmente son los menos saludables y por ende, tienen una mayor propensión a enfermedades coronarias, cancerígenas y a padecer diabetes, así como alta presión arterial. Las visitas al médico de estos pacientes, suele ocurrir en situaciones de emergencia, por lo que las intervenciones clínicas suelen ser mas costosas que varias visitas preventivas al medico de cabecera. En definitiva, el gasto medico total de estos pacientes es mas alto que el de un ciudadano con mayores ingresos. ¿Y quién paga la factura?

Las variables: consumo y producción. El consumo está ligado al ingreso disponible (salarios, rentas, anualidades, becas, etc.) y al ingreso futuro (crédito: préstamos, hipotecas, tarjetas de crédito, casa de empeño, etc.). La producción, a pesar que nos quieren hacer creer que solo se compone del coste del trabajador, se compone también del factor tecnológico (maquinaria), la capacitación del trabajador, la capacidad de inversión, la cuantía de los trabajadores, el acceso a mercado de capitales, etc. También, se compone de factores reguladores, políticas medio ambientales, barreras tarifarias, barreras no tarifarias, horas extra, etc. Todos esos factores afectan la producción, donde a menor especialización del producto, menos adiestrado tiene que estar el trabajador. De ahí, que se recurra a mano de obra “barata” para estos productos. Los productos especializados requieren, sin embargo, de mano de obra especializada y donde sus salarios son sensiblemente mucho mas altos que el salario mínimo federal objeto de la propuesta del presidente.

Mas aun, en una economía de servicios como la nuestra, si los trabajadores mas pobres aumentan sus ingresos pueden acceder a mas y mejores servicios, que en definitiva crearán nuevos puestos de trabajo y aumentarán los ingresos de las empresas y los recaudos de Hacienda. La mayor amenaza a la inflación en nuestra economía no es el aumento de salarios propuesto a los trabajadores, sino la impresión de billetes a diestra y siniestra por parte del banco de la reserva federal, así como las transferencias federales que inyectan dinero que nuestra economía no produce.

Por todas estas razones, deberíamos subir el salario mínimo ya.

vendredi 15 février 2013

¿Que significa ser economista hoy día?


La desacelaración del comercio mundial tiene nadando sobre arenas a la Unión Europea (UE). La situación particular de cada uno de los miembros del bloque comercial mas importante del mundo es un asunto mas propio de la psiquiatría que de la economía. Japón, por el contrario, se afana cada vez mas en decepcionarnos. Pues, la sorpresa seria que saliera del marasmo económico en el que se encuentra desde hace mas de 20 años. Y por eso de que 'veinte años no son na', la economía nipona acaba de publicar su segundo año consecutivo de déficit en la balanza comercial anual. La ultima vez, que Japón estuvo en una situación similar fue en 1980.

Estados Unidos, a su vez, vive en un universo paralelo, subsumido en una guerra interna partidista que tiene al país al borde de la bancarrota técnica. Peor, aun es el hecho de la inseguridad patrimonial que esta creando el “juego político” y como las inversiones de capital a largo plazo están encontrando mayor eco en China, a pesar de las restricciones de conversión de capital que tiene este “refugio inversor”. El país del sol naciente, trata con ímpetu de desligarse del dolar y esta firmando con premura acuerdos de intercambio de divisas con el objetivo de evitar el uso del dolar estadounidense en sus transacciones internacionales. Mas, el propio crecimiento de la economía china es motivo observación. El crecimiento desenfrenado de las exportaciones, las importaciones masivas de energía, el crédito sin control ni colaterales a municipios, regiones y particulares; la explosión de ventas de automóviles, casas y la burbuja inmobiliaria a punto de estallar, es motivo de preocupación para los “economistas”.

Sin embargo, no todo es sufrimiento. También, se avista la luz. También, están los remansos de paz o lugares seguros para el inversor: Suiza, Suecia, Noruega, Canada y Australia. Y sin lugar a dudas, los alumnos aventajados, Singapur, Chile, India, Indonesia, Africa del Sur, Rusia y Brasil. En un tercer escalafón, como alumnos disciplinados estarían los países apercibidos de sanción por las organizaciones de economistas, Grecia, Ucrania, Irlanda, Letonia, Portugal, Egipto, Túnez y Chipre.

Mientras en el Caribe, sol, playa, ron y últimamente, reggaeton. Cuba expresa su “compromiso” con las reformas al ritmo de “que todo cambie para que todo siga igual”. República Dominica está enfrascada en una “auténtica transición política”, a pesar de que no hubo un cambio de gobierno. Jamaica es un hervidero de populismo con un renovado espíritu nacional que ha llevado al actual gobierno proponer, “eliminar” como Jefe de Estado a la Reina Isabel. Y Puerto Rico, juega a engañar aun cuando los números rojos laceran la retina del espectáculo político.

La economía, otora disciplina “seria”, de mirada a corto, mediano y largo plazo, donde las opiniones estaban sustentadas por modelos matemáticos e ideología, ha dejado de lado la seriedad de los números para convertirse en un espejo de la política partidista. Los economistas hoy, dan declaraciones populistas a la prensa, a las revistas y programas de televisión; recomiendan sin piedad recortes, dolor y exigen atención cual estrella de rock cualquiera. Los economistas hoy, usurpan el espectro mediático, acaparan el espacio político y como no, el circo del entretenimiento. En definitiva, el economista hoy... Miente !  

DER SUESSER UND ICH...

DER SUESSER UND ICH...
HOTEL DE VILLE-PARIS