lundi 21 mai 2012

Prostitución Intelectual



Si te van a matar, no te suicides. En los tiempos que corren, el suicidio es confundir periodismo y comunicación. Si, es muy cierto que todo es comunicación, pero el periodismo tiene reglas, normas y objetivos determinados, decía Soledad Gallego-Díaz en la Conferencia de apertura de La Escuela de Periodismo de EL PAÍS-UAM el 16 de marzo de 2012. Si para saber lo que sucede en Homs bastan Twitter, Facebook o los blogs, ¿por que fue allí y murió Marie Colvin?”


La cuestión medular del asunto no es el factor comunicación, pues para comunicar no hace falta ser periodista. La medula del asunto es la investigación y de periodismo investigativo en este país se hace poco. Tenemos periodistas bien vestidos, perfectamente maquillados, platos de televisión perfectamente decorados con la mejor iluminación y tecnología punta, sin embargo, el contenido de lo que allí “se comunica” es hueco, vacío y frívolo. Un contenido que sin fundamento investigativo alguno pero con una consigna comercial clara, burdamente manipula las mentes, conciencias e ideologías de los “usuarios” creando una censura 'de facto'.


Decía Einstein, “pensar naturalmente tiene que llevar a concluir, el problema es que concluimos cuando nos cansamos de pensar”. Y nuestro periodismo hace mucho que dejo de “pensar”, que no es otra cosa que investigar y se dedica a manipular a través de opiniones sesgadas puramente ideológicas. Estos sesgos ideológicos que disfraza de pluralidad tienen una consigna única: Puerto Rico solo tiene sentido desde la ideología política. No existe otra forma de concebir un país, no hay otra manera de construir una sociedad y los partidos políticos (que controlan a través del gobierno las pautas publicitarias en los medios) son los únicos autorizados para hablar del estado de salud de nuestra sociedad, de nuestro país. El mensaje único es “solo los partidos políticos pueden hacer progresar a Puerto Rico”. La prensa es la censura.


La manipulación periodística ocurre cuando los medios “comunican” polémicas y debates que no son reales, que no afectan lo esencial pero llevan al “usuario” a pensar que asiste a una “discusión plural”, propagando la grandeza de nuestra libertad de expresión. De la noticia como propaganda, pasamos al insulto como noticia, al rumor como noticia, a la demagogia y al encuadre noticioso a través de medias verdades. La falsedad en este encuadre de la noticia, no hace mas que torcer la realidad. Ante soberano engaño es inevitable plantearnos cómo acceder a la verdad y al rigor.


No existe una respuesta fácil a este problema; si así fuera no habría sido necesario denunciarlo. Pero convendría que los medios de comunicación empezaran por hacer autocrítica. “Lo más triste es que de puro miedo a que nos maten, los periodistas terminemos pegándole un tiro al periodismo”, terminaba su intervención Gallego-Díaz. El estado del periodismo es pésimo y la metodología de aparentar que nos están informando rápida y diligentemente cada día, cada hora no funciona. Tal hormiguitas laboriosas, opinión a opinión, noticia a noticia, artículo a artículo, al desinformar y no fomentar el análisis, se diluye nuestra democracia, se silencian nuestras libertades. Basta ya de callarse ante tanta prostitución intelectual...  

2 commentaires:

Carlos a dit…

Tito soy carlos, estoy de nuevo en Berlin, estoy intentando localizarte
donde estas? dame tu numero?
espero que me recuerdes
un abrazo

Carlos a dit…

Tito soy carlos, estoy de nuevo en Berlin, estoy intentando localizarte
donde estas? dame tu numero?
espero que me recuerdes
un abrazo

DER SUESSER UND ICH...

DER SUESSER UND ICH...
HOTEL DE VILLE-PARIS