jeudi 27 septembre 2007

Majorque y mis vacaciones alemanas...

El pasado martes, cansado y tambien un poco harto de mi vida monotona en Berlin, tome un avion con destino a Palma de Mallorca. En Berlin llovia, hacia frio y me pase el verano trabajando. Total, el verano tampoco habia sido lo maximo, pues hizo mucho frio. A pesar de la sensacion de monotonia que inunda mi vida en Berlin (trabajo, cursos, supermercado etc), no tenia ganas de volar. No tenia ganas de volver a estar en Mallorca y menos por motivos laborales.

Aterrize en Malle: llegue, te vi y me pareciste aburrida. Mas que aburrida me pareciste el cliche aleman que desde luego esta construido en un sentido de ser y pertenencia tan aleman que bloqueo. No era que no te entendiese, era que no queria entenderte. Al salir del aeropuerto solo veia rotulos en aleman que me hacian dudar de mi mismo. Malle, eres muy calida, llena de humor y muy alemana. Me sentia feliz al andar en camiseta y me conquistaste, pero solo porque en Alemania el clima es muy duro.

Tras varios dias en Malle, trataba de encontrar referencias culturales que hicieran vincularme a un grupo cultural. La verdad es que con los mallorquines no me entendia y apareciste tu. Majorca: fue como si tan poco quisiera entrar en contacto contigo. Las boracherras de hace 2 años en Barcelona, me dejaron con una desolacion tan profunda que te he esquivado todo cuanto te he podido y cuando pienso que lo he logrado, apareces con tu cara mas fresca, mas lavada. Todavia recuerdo mientras desayunaba cuando me fije en lo que comias y como lo hacias. Te veias tan americana, tan puertorriqueña, que me pregunte, y quienes inventaron el revoltillo, bacon, bagel y jalea, pues los ingleses. De ahi, y de otras cosas que sintiera empatia contigo, pues la verdad tienes tu puntito y no me pareces mala gente, sin embargo sigues siendo tu y eso no te lo quita nadie, inglesa.

Siempre que me encuentro entre alemanes e ingleses busco referencias francesas, porque Europa existe, porque exite Francia. De ahi, que me enfocara en encontrarte. Majorque: hay que buscarte casi debajo de las piedras para encontrate. Al principio y desde lejos o sea en Berlin decia, que pasa que no estan alli y luego al percatarme de la situacion os entiendo. ¿Con una riviera francesa, una Costa Azul y Corcega quien necesita una Majorque alemana, inglesa, española y Mallorquina a la vez? Majorque sufre una disfuncion identitaria crasa, donde todo el mundo actua como si le perteneciera y al final, todos defienden una idea de Majorque, donde Majorque les importa absolutamente nada. Cada uno debe estar en su lugar y el vuestro es la Costa Azul, asi que sin complejos mirad de frente el mundo.

Hoy lunes, en paz conmigo mismo retomo mi camino en la vida. Regreso a Berlin por el sendero de las oportunidades y el realismo, porque pensar de modo realista, es pensar que no exiten las posibilidades. O triunfo, o triunfo, no queda otra posibilidad.

Aucun commentaire:

DER SUESSER UND ICH...

DER SUESSER UND ICH...
HOTEL DE VILLE-PARIS