mardi 26 juin 2007

Azul Ilusiones

Cada vez que pienso en ello, entro en un estado de angustia y agonía que no hay quien me entienda. A veces hasta inútil me siento. Lo peor de todo, es que siempre vuelves y siempre te perdono. La ilusión de estar de nuevo juntos nubla todas las heridas.

Soy muy poca cosa para ti y lo entiendo. Aunque a veces trato de que tu no lo notes mucho. Han sido muchos nuestros días juntos o bueno, muchos los días que me he creído que estamos juntos. Al final va a ser lo que nos decía tu tía, no es gusto es costumbre. Aunque, yo se que me quieres aunque no me lo demuestres como a mí me gustaría que lo hicieras. Tambien ahí hay un poco de truco. Nadie te quiere como quieres te quieran y tenemos que vivir con ello. Es la putada del amor. Tu no me lo dices pero yo sé, que a ti te gusta que yo te de tu libertad. Dices que eres dominante pero a mi me pareces normal. No eres mi madre. Tu y yo no tenemos futuro y lo sabemos. Si te dijera, que cuando te vas pienso que es la última vez te miento, pero se que ese día llegará y no se si pueda vivir más. Tus continuos abandonos en vez de hacerme sentir fuerte, me ponen a dudar cada vez mas en mi capacidad para amar.

Entre nosotros no hay final y siempre terminamos descorchando una botella y amándonos ferozmente como si fuera la primera vez. No se cuantas primeras veces hemos tenido, pero han sido tantas que ya las he dejado de contar. Hablamos de respeto, dignidad y amor. Nosotros no sabemos lo que es eso, porque eso no es nuestro amor. Es mas lo que tenemos no debería ni llamarse amor. Lo menos que hacemos es ayudarnos, entendernos, protegernos o amarnos. Lo que hacemos es torturarnos, lacerarnos y extinguirnos. Lo que hacemos se llama no saber decir no. Dime que me amas y vete muy lejos. Dime que no me amas y vete mas lejos aun.

Hace dos días volviste a irte. Estábamos en una fiesta bastante agradable con tus amigos y una vez más estalló la bomba. He pérdido la cuenta de las veces que hemos discutido en público y delante de tus amigos. Ya no vale la pena, si igual se lo vas a contar. No hay nada que me moleste, a todo se acostumbra uno en la vida. No puedo creer que en esto haya terminado. Perdonándote cada exceso, cada dote de individualismo. Hoy me reafirmo en que seré fuerte y te arrancaré de mis emociones e ilusiones. Jamás volveré a soñar con un futuro azul. Jamás volveré a sentir que juntos tenemos el cielo azul más cerca que nunca. Porque no lo tenemos. Porque nunca lo tuvimos y todo lo que era azul ahora es negro.

Vienes vestida de azul y me llenas de ilusiones, me llenas de emoción. Te vas y me dejas en tinieblas. Un cielo grisaceo se planta sobre mi atmósfera. ¿Dónde estás? Devuélveme mis ilusiones. Tráeme de regreso mis emociones y mi cielo azul.

Ayer volviste. Te quiero tanto. Mi vida vuelve a ser azul. Soy tu príncipe azul. La ilusión de estar de nuevo juntos nubla todas las heridas. Por favor no te vuelvas a ir.

Hoy volviste a irte. Esta vez sin embargo, no se cuando volverás. Solo te pido que cuando lo hagas, tráelo todo contigo y por favor, el traje azul ilusiones. Quiero seguir siendo tu príncipe azul.

dimanche 24 juin 2007

Rojo Sin Sentido

¿No ves nada, verdad? Asi son tus ojos esculpidos en ese barro que mancha, apesta y encima se hace pesado. Ese barro tan grueso que deja marcas tan profundas y cicatrices que nunca sanarán. Pero barro al fin se hizo para tapar, moldear, esconder, en fin para fingir. Quieres tapar tus delitos y por eso vienes a jurarme tu amor. Deseas moldear tu vida en la sanidad de salvación para no quemarte en la hoguera de tu religión. Si, tu religión. Te escondes bajo unas lágrimas que no sientes y finges dolor para conseguir que te compadezca, pero escuchame bien. Ni derrámando sangre conseguirás que me olvide de lo pesado que han sido estos años contigo. De lo indigerible de tu rojo barniz.

Me encantaría poder establecer un vínculo entre tu mirada y todos los rojos que hay en tu vida. ¿A cuentas personas has matado? ¿Cuanta sangre ha visto correr esa mirada? Ese ha sido uno de los rojos mas abundantes en tu vida. El otro, la pasión. Te crees que soy tonto pero eres apasionada. Muy apasionada diría yo y por eso me has ganado mucha fama. Si, a mi cada mañana me dices que estas enamorada de mi. Sin embargo, al parecer estas enamorada de muchos otros a los que también les jura tu amor o debo decir pasión. Eres caliente, apasionada y fogoza. Ahí otro rojo en tu vida.

Yo nunca he sido aquello que me llamaste el día que llevabas el vestido aquel pomposo. Tampoco me he incado como tu, con aquel enorme crucifijo para decir mil cosas de las cuales no sientes ni una décima parte y antetodo, tu sabes que no va a cambiar nada. Nada puede cambiar tu destino, porque tu destino, mi amor, es quemarte en ese falso infierno. ¿Por qué llevabas los labios rojos aquel día del vestido pomposo? Ese es otro de los rojos en tu vida y el único que me gusta.

Todavía recuerdo cuando te propuse tener un hijo. ¿Por que eres tan mala? No sabes ni sentir compasión, ni mucho menos sabes lo que la bondad. Te desprecio porque nunca le has dado un beso a nuestro hijo ni te has sentado con el sinceramente. Ahora entiendo porque eres religiosa, buscas sentirte en paz bajo los mantos de una pseudo moralidad que todos sabemos que es tan falsa como las aparaciones de la virgen a aquella pobre vieja loca que vivía cerca de tus padres. No, no bonita. No ataco a la religión. Te ataco a ti por insensible y falsante. La religión está ya lo suficientmente desprestigiada como para yo mancharme de barro mencionandola. El barro es tuyo. Todo tuyo. Como se puedes ser tan roja. Tu rojo trastoca con verdadero atrevimiento los más respetados tabúes de nuestra ridícula sociedad.

No puedes ver nada, porque la mirada es reflejo del alma y tu querida, eres carroña ambulante. Tienes la mirada en el rojo que mata, causa estrágos y en el que excita. Aparte de esos, no conoces mas rojos. Eres tan falsa que finges la sangre. Describo tu mirada pero faltaría describir detalladamente quinientas y una atrocidades y rezar un Padre Nuestro incado de rodillas para ver si se admite a comparación. Tienes la mirada tan asquerosa que le repugna al mas cochino de los ogros sobre la tierra. Sin embargo, te falta otro rojo en la mirada, rojo sin sentido.

vendredi 22 juin 2007

Amarillo Deseo

Todavía me pregunto porque lo hiciste. ¿Por que tan de repente ese comportamiento? ¿Que querias? No, no, no me esquives. Te lo pido de favor. ¿Que pretendias? Confirmámelo porque yo, ya tengo la respuesta. ¿Querias desquiciarme? Pues no lo has conseguido. No te rias en mi cara, que es cierto. No lo has conseguido, yo ya estaba desquiciado. Si, lo reconozco. Me vuelves loco, me excitas y solo sueño con una cosa.

¿Llevarte a la cama, yo? Ahora quien se rie soy yo. Dejame terminar por favor. Sería un triunfo para ti, llevarme a mi a la cama. ¿Que eres tu la Dama? Eso es mentira. Es tan falso como la sonrisa angelical que llevas cuando vez a tu marido. Tu eres demasiado atractiva para ser una dama y antetodo demasiado mujer para ser una señora y comportarte como tal. La verdaderas damas no invocan este fuego que me quema, tampoco llaman a gritos a la lujuria ni deben tener deseos sexuales. Las verdaderas damas son eso, un espectro de buenas formas y buenas maneras sin resultado alguno. Estan huecas y son artificiales y tu eres mas real que el día y mas surreal que la noche. Me niego a definirte como una dama. Tu no. Tu ni formas ni maneras. Lo tuyo es la provocación, la irrupción de mis mas impuros sentimientos. Deseo tirarte del pelo mientras suavemente gimes mi nombre, deseo atarte mientras locamente beso tu cuello y te enrollo más a mi corazon y antetodo sujetar tu mirada al vaivén de tus inconstantes e inconclusas decisiones que no hacen mas que hundirme en un sinfin de extraños métodos de conquista.

Lo siento, no me pude aguantar. Eres madre y no puedo verte con esa cara. Tu para que te pones esa ropa. Vas provocando. Aun cuando te veo en las reuniones de padres y madres del colegio. No te lo he dicho, pero siempre que estamos alli imagino tirarte contra la pared y comenzar alli mismo a dar rienda suelta nuestro pacto. Mi pacto es probar tu elixir y el tuyo que me sepa amargo. Amarga es ya la lucha y mucha mas amarga será la victoria, si algun día. No me dejes insatisfecho, entre la pared no tienes escape y tu lo sabes. Lastima que te acobardes y vayas siempre a las reuniones con tus hijos. Tu eres demasiado mujer para ser señora y para ser madre. ¿Vas a dejarme poseerte o me vas a poseer tu a mi?

Eres muy femenina, muy segura, en fin muy mujer y por encima de todo me gustas porque no te puedo tener. No me rehuyes cuando te hablo en publico ni me provocas. Aportas ese sentido de ingenuidad que convierte nuestras conversaciones en espontáneas y complementan nuestra complicidad. Si, somos complicés. Tu naturalidad y mi premeditación, convierten este engaño en algo creíble, en algo digno de la mas grande de las fantasías.

Se me olvida decirte con que sueño. Sueño con quitarte ese vestido con el que siempre trasnochas y conquistas. Con el que haces que una veinteañera parezca una adolescente a tu lado. ¿Qué no repites ropa, dices? Pues si, yo solo te veo con la misma. Tu vas vestida siempre de amarillo pecado, amarillo deseo.

samedi 9 juin 2007

¿Qué sabe Lituania de Europa?

Durante el partido de clasificación para la Eurocopa 2008 de Austria y Suiza entre Lituania y Francia (0-1) el pasado 24 de marzo, aficionados lituanos desplegaron una gran pancarta con un mapa de África sobre los colores de la bandera francesa (azul, blanco y rojo), en la que se leía: "Bienvenidos a Europa", en alusión a los jugadores negros de los "bleus".

Me da miedo y a la misma vez, estoy en estado catatónico. Un país que se dice asimismo y a Europa que ha sufrido, que ha sufrido años de ocuopación primero nazi luego sovietica, que no ha tenido cultura propia ni mucho menos lenguaje propio y ha recuperado su libertad e independencia hace muy poco tiempo (1990) utilice un evento tan importante para menospreciar a otros seres humanos.

Señores lituanos, los jugadores de Francia, con o sin tintes africanos son tan dignos como vosotros, son tan valiosos como vosotros y son tan Europeos como vosotros. Ser europeo, no es lo que vosotros habeis hecho. Europa no ridiculiza, no arremete y mucho menos agreed la integridad ni la dignidad de otro ser humano. Señores lituanos invocais a Europa para que os defienda de Rusia y luego no creeis en sus valores. Europa no se utiliza a conveniencia.

Decia Neville, ese gran ex Primer Ministro britanico. “si Francia no existiese, habria que inventarla” y Francia queridos amigos lituanos, es la republica y en la Republica, no hay razas, origenes, ni etnias. En la republica queridos amigos, hay franceses. Vive la France, Vive la Republique.

DER SUESSER UND ICH...

DER SUESSER UND ICH...
HOTEL DE VILLE-PARIS