samedi 28 avril 2007

Estigma: Peligrosidad vs Oportunidad


“Una sociedad que ve a sus enfermos mentales como criminales esta mas interesada en utilizar sus recursos para castigarlos, en lugar de rehabilitarlos”.

Estigma esta definido en el diccionario de la real academia de la lengua española como una lesión orgánica o trastorno funcional que indica enfermedad constitucional y hereditaria. Asimismo, la enfermedad mental se define como una alteración de los procesos cognitivos y afectivos del desenvolvimiento considerado como normal con respecto al grupo social de referencia del cual proviene el individuo. Esta alteración se manifiesta en trastornos del razonamiento, del comportamiento, de la facultad de reconocer la realidad y de adaptarse a las condiciones de la vida.

Los estigmas conducen a la discriminación y en las enfermedades mentales impiden que mucha gente busque tratamiento que podría mejorar su calidad de vida y ayudar a controlar la enfermedad de manera eficaz. A su vez, los exámenes mentales son poco comunes y, con frecuencia, los desordenes mentales no se diagnostican. Violencia no es sinonimo de enfermo mental, tampoco peligrosidad. Aunque por comodidad, lo mas facil es aceptar que todo aquel que es violento y peligroso, es un enfermo mental. ¿Quien es mas peligroso, un politico o un enfermo mental diagnosticado? Los periodistas inclusive, son mas peligrosos que los mismos enfermos, dañan reputaciones. Ser criminal tampoco es un sinonimo de enfermedad mental. Los enfermos mentales suelen ser victimas de abuso y no abusadores. A los enfermos mentales se les diagnostica y se les trata. El tratamiento, no es otro que una oportunidad para su reinsercion social en el cual las etiquetas y los estigmas no ayudan y a lo que tienen derecho. Toda persona que tenga una enfermedad tiene derecho a recibir tratamiento y muy al pesar de muchos, los enfermos mentales diagnosticados tienen derecho a recibir tratamiento.

El primer estigma es que las enfermedades mentales no tienen cura, tras lo cual, los enfermos mentales deben convivir aislados socialmente y encerrados entre cuatro paredes. ¿Es eso tratamiento (oportunidad) o castigo? ¿Donde radica la peligrosidad?

El suceso de Virginia Tech es el mejor ejemplo de la sociedad comoda en la que vivimos. El problema de la matanza es el chico “perturbado mentalmente” y no el acceso a la armas en una sociedad extremadamente violenta y ausente de oportunidades como lo es la estadounidense. El chico, no era un enfermo mental. No todo el que parece tener gripe la tiene y no estaba diagnosticado aun cuando estuvo en un hospital siquiatrico. Tras lo cual, decir que era un enfermo mental es continuar con los estigmas hacia esta poblacion y continuar con la comodidad social de no enfrentar nuestros problemas sociales. Ofrezcamos oportunidades en vez de enjuiciar, castigar y penalizar. Los enfermos mentales son parte integral de nuestra sociedad y el exito de sus tratamientos recae en nuestra habilidad de integrarnos socialmente y eliminar los patrones de exclusion social que nos persiguen. En fin de ofrecer oportunidades.


Abajo, les expongo una entrevista realizada a Marta Maldonado y publicada en el Periodico de circulacion nacional Primera Hora el viernes 27 de abril de 2007.

Masacre podría acentuar estigmas sobre enfermedad

Viernes, 27 de Abril de 2007
Francisco Rodríguez-Burns / Primera Hora

La masacrede Virginia Tech podría agravar los prejuicios contra los pacientes de salud mental y desembocar en cambios sociales que limitarían su proceso de rehabilitación, así como sus posibilidades de reinserción en la sociedad una vez concluye su tratamiento por parte del Estado.

Según la ayudante especial de Rehabilitación de la Administración de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca), Marta Maldonado, las dos instalaciones de psiquiatría forense en Río Piedras y Ponce evalúan periódicamente a los enfermos para determinar su posible peligrosidad con el fin de liberar a aquellos que no representen una amenaza a la sociedad.

“La masacre de Virginia Tech levanta el asunto del estigma, pero esta persona no fue diagnosticada como tal. La creencia general es que los pacientes de salud mental y la violencia son sinónimos, pero eso no es cierto”, sostuvo Maldonado, al afirmar que los enfermos están más propensos a convertirse en víctimas de abusos que a cometer actos violentos contra otros ciudadanos.

Actualmente, Assmca cuenta con una instalación, en el antiguo hospital de siquiatría forense de Río Piedras, con 48 camas para pacientes cuya procesabilidad por un tribunal está en el proceso de determinarse.

En el hospital de psiquiatría forense de Ponce, por otro lado, la agencia tiene 140 pacientes que han sido encontrados inimputables por su condición mental. Cuarenta de éstos están en una unidad transicional mediante la cual podrían obtener su libertad.

A través de un psiquiatra designado por el Estado, el Gobierno informa a los tribunales el estado de sus pacientes y la posibilidad de que sean liberados.

“Tenemos que definir qué es productividad y qué es oportunidad. Parte del estigma es que la gente no se puede rehabilitar. La sociedad esconde los males con paredes”, sub-rayó Maldonado, al indicar que habrá una población “minúscula” de pacientes que se mantendrán ingresados por la gravedad de su condición.

Tanto en Estados Unidos como en Puerto Rico, un paciente de salud mental puede ser relevado de tratamiento de una instalación pública si se determina que no representa una amenaza certera y si su condición puede continuar tratándose en la libre comunidad.

“No podemos seguir con las etiquetas. Tenemos que proveer posibilidades. Cualquiera que se ponga violento es peligroso, pero no puedes continuar segregando”, sostuvo.


1 commentaire:

Hector-Luis Roman Maldonado-Kasprowicz a dit…

Entrada dedicada al inmenso amor que siento por mi familia, mi madre y mi hermana. La foto que aparece es la de mi madre, que a su vez es la entrevistada en el recorte de periodico.

DER SUESSER UND ICH...

DER SUESSER UND ICH...
HOTEL DE VILLE-PARIS