samedi 3 mars 2007

SoPi

París se esmera en otro campo, acaso su fuerte: el canto incondicional al lujo con sus destellos de desafío formal.

En el SoPi, el nuevo barrio de moda de París, un grafitero estrena hotel. Los hoteles artísticos, decorados por pintores, escultores o grafiteros y concebidos como auténticas obras, arrasan.

El street art también ha tomado hoteles para crear alojamientos ideales para creativos publicitarios, modistas, músicos, diseñadores y demás adalides de la modernidad. El grafitero André Emanuelle acaba de abrir el hotel Amour en el noveno arrondissement, donde reúne lo más vanguardista de París, y en las habitaciones firma gente como el diseñador Marc Newson o la artista conceptual Sophie Call.

París vive su fiesta, es mejor no molestar.

1 commentaire:

Hector-Luis Roman Maldonado-Kasprowicz a dit…

Cambios y mas mas cambios en el viejo Paris, Pigalle es un suenyo.

DER SUESSER UND ICH...

DER SUESSER UND ICH...
HOTEL DE VILLE-PARIS